Ya sea con la pareja, con los hijos o en el plano laboral, nos enfrentamos a situaciones cotidianas donde los propios objetivos personales se contraponen a la otra parte.  En la mayoría de estos casos la frustración aparece, la tensión aumenta y en ocasiones hasta puede existir ruptura tanto en los canales de comunicación como en la propia relación. Es así que surge la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las claves para negociar con éxito en nuestras relaciones interpersonales?.  Toda persona debería estar interesada en encontrarse con estas claves, interiorizarlas y accionarlas en el día a día, lo cual indudablemente será una fuente de gratificación y superación personal.

Para accionar estas claves debemos primeramente recordar que el fin de la negociación es lograr un acuerdo entre las partes involucradas,  donde exista un sentimiento de satisfacción mutuo que considere las necesidades e intereses de ambas partes.  El fin no es imponer los objetivos personales y lograr que solo nuestros intereses sean considerados y valorados, sino que el acuerdo sea tan claro para que permanezca en el tiempo y bajo un criterio de satisfacción, razón por la cual toma relevancia el proceso de la negociación más que el resultado de la misma; es decir, el ¿cómo se alcanza la negociación? determina los resultados de la misma.

Resolucion de conflictos

Previo a la manifestación abierta del conflicto existe una etapa donde solamente hay un desacuerdo entre los involucrados, entendiéndose como desacuerdo “un choque de ideas, creencias, sentimientos y percepciones”, el cual al no ser manejado de manera adecuada se transforma en conflicto o hasta en problema.  En esta etapa avanzada es más difícil lograr una intervención efectiva, incluso hay ocasiones donde hay un nivel de personalización del conflicto que reduce la posibilidad de acuerdo, pues se activan una serie de emociones displacenteras que restan claridad ante el conflicto y sus variables. Entonces, ¿cómo negociar sin llegar a esta etapa?: (continue reading…)